Cómo te ayudamos a protegerte contra estafas y fraudes personales

Al igual que ocurre en el mundo real, en Internet también hay timadores y estafadores. Google toma una serie de medidas para ayudarte a prevenir el fraude.

Anuncios y anunciantes inadecuados prohibidos

Tenemos políticas muy claras sobre quiénes pueden mostrar anuncios a través de las herramientas de Google. Por ello, hemos diseñado nuestras políticas de anuncios teniendo en cuenta la confianza y la seguridad de los usuarios. Por ejemplo, no permitimos anuncios de descargas maliciosas, productos falsificados o anuncios con prácticas de facturación poco claras. Asimismo, si detectamos un anuncio fraudulento, no nos limitamos a prohibirlo, sino que también prohibimos que el anunciante vuelva a trabajar con Google.

Costes claros

Un sistema que emplean los piratas informáticos de Internet para conseguir dinero es utilizar el teléfono o el ordenador de otra persona para realizar una acción que le cuesta dinero a esa persona y le reporta beneficios al delicuente. Uno de estos sistemas consiste en crear una aplicación que puede hacer que el teléfono de una persona envíe mensajes de texto o llame a una línea de teléfono de chat que cobra una cantidad de dinero a esa persona de modo que esos costes pasan a manos del estafador.

En los teléfonos con tecnología Android, puedes saber lo que una aplicación pedirá hacer con tu teléfono si consultas los permisos correspondientes en Google Play. Consulta esta información antes de descargar una aplicación para que puedas decidir si quieres descargarla o no. Por ejemplo, si estás a punto de descargar una nueva aplicación de tonos de llamada, puedes ver si esa aplicación puede realizar llamadas telefónicas en tu nombre. Si la aplicación te parece sospechosa, puedes decidir no instalarla.

En los dispositivos Android más recientes, te avisaremos si una aplicación intenta enviar a un número de teléfono mensajes SMS que pueden originar cargos adicionales. Puedes decidir si permites que la aplicación envíe el mensaje o bloquearla.