Cómo te protegemos contra trampas y fraudes personales

Al igual que ocurre en el mundo real, existen timadores y estafadores en Internet. Google toma una serie de medidas para ayudar a prevenir que seas estafado.

Prohibición de anuncios (y anunciantes) malos

Tenemos políticas muy claras acerca de quién puede mostrar anuncios a través de las herramientas de Google. Diseñamos nuestras políticas de anuncios pensando en la confianza y en la seguridad del usuario. Por ejemplo, no permitimos anuncios de descargas maliciosas, artículos falsificados o anuncios con prácticas de facturación poco claras. Y si encontramos un anuncio fraudulento, no solo prohibimos el anuncio, sino que prohibimos que el anunciante vuelva a trabajar con Google de nuevo.

Ser claro acerca de los costos

Una manera que tienen los piratas informáticos de ganar dinero es utilizando la computadora o el teléfono de otra persona para hacer algo que le cueste dinero a esa persona y le de dinero al pirata. Por ejemplo, una manera de estafar es crear una aplicación que pueda hacer que el teléfono de una persona envíe mensajes de texto o llame a una línea telefónica de chat que cobra una cantidad de dinero a esa persona, de modo que ese dinero pasa a las manos del estafador.

En los teléfonos con la tecnología de Android, puedes saber lo que una aplicación solicitará hacer con tu teléfono al ver la descripción que dice "permisos" en Google Play. Lee esta información antes de descargar una aplicación para que te ayude a decidir si quieres obtenerla o no. Por ejemplo, si estás a punto de descargar una nueva aplicación de tonos, puedes ver si es posible que esa aplicación haga llamadas telefónicas en tu nombre. Si consideras que eso parece sospechoso, puedes decidir no instalar la aplicación.

Para los dispositivos Android más recientes, te informaremos si una aplicación intenta enviar SMS a un número de teléfono que pueda causar cargos adicionales. Entonces podrás elegir si deseas permitir que la aplicación envíe el mensaje o bloquearla.